Inicio > NOVEDADES! > Los Villazón – Una dinastía que apenas comienza – Noticias !

Los Villazón – Una dinastía que apenas comienza – Noticias !


Iván Villazón y dos de sus hijos, Iván David y Daniel Camilo, quienes desde pequeños han entendido la carrera de su padre.

Cuando Iván Villazón le contó a su padre, el abogado Crispín Villazón De Armas, que dejaría su carrera de abogado para ser cantante de vallenato, éste se opuso rotundamente.

Hoy, después de más de 25 años de haber tomado esa decisión, ni Iván ni su padre se arrepienten de este cambio. “Esta carrera nos unió tanto y nos dado tantas satisfacciones que creo que fue la mejor elección en mi vida”, comenta quien ha sido llamado ‘La voz tenor’ del vallenato por su excelente voz musical.

Ahora, en su rol como esposo de la barranquillera Aida Mercedes García y padre de tres hijos, Crispin Enrique, Iván David y Daniel Camilo, a Iván le ha tocado vivir en carne propia la difícil tarea de ser padre. “Lo más difícil de este rol es no tener el suficiente tiempo disponible para mis hijos y entender que aunque como padre quisiera evitar que cometan errores, deben vivir sus propias experiencias, y caerse y levantarse por sus propios medios”, reconoce.

Aún recuerda cuando su madre, Clara Elisa Aponte, le decía con reproche “Hijo eres y padre serás”. En estos momento lo sabe perfectamente: “La tarea de ser padres de por si es difícil y nunca estamos lo suficientemente preparados para asumir ese rol. Los hijos nos van enseñando y es una tarea que no queremos que termine. Queremos estar siempre ahí para ellos”.

Los hijos de Iván Villazón han mostrado desde pequeños distintas cualidades artísticas para interpretar el acordeón, la batería, producción musical y el canto. Y pronto uno de ellos lanzará su primer álbum como solista.

“Cuando Iván David me dijo que quería ser cantante pensé en lo duro de la profesión, el precio alto que deberá pagar, pero confieso que me gustó la idea y creo que tiene el talento justo a sus pretensiones, como dice Gustavo Gutiérrez en uno de sus cantos”, asegura.

Recuerda en estos momentos cuando su padre se opuso a que fuera cantante y comenta que “creo que en el rol de padres Crispín Villazón y yo somos casi iguales, solo que yo soy una versión mejorada”, afirma.

Su hijo, Iván David, cree que una de las cosas en que se parecen su abuelo y su padre es en que creen tener siempre la razón, “tal vez es un mal de todos los padres”, afirma.

Por su parte, Iván padre asegura que “entre él y yo solo hay una diferencia: cambié el orden de prioridades. Coloqué primero a mi familia y después a la profesión, pero creo que el capital más grande heredado de mi padre, y que he mantenido, es su honestidad”.

El amor ha sido fundamental en la relación de la familia. “Mi esposa ha sido un apoyo idóneo para realizarme como artista y ha sido bastión indiscutible en la difícil tarea de construir un buen núcleo familiar”, comenta.

Por eso, a pesar de las giras, de los trabajos a deshoras, porque cuando todo el mundo hace vida social él está trabajando, Iván Villazón apela al diálogo con su esposa e hijos y el poco tiempo libre que tiene se los dedica a ellos, y afirma: “es como cambiar cantidad por calidad, pero reconozco que es traumático y difícil”.

Siempre he sido responsable y he estado comprometido con los objetivos de cada uno de mis hijos, quienes siempre han sido mi prioridad.

Iván Villazón aún recuerda que los primeros regalos que recibió de sus hijos fueron hermosas tarjetas con motivo de su cumpleaños o del día del padre, elaboradas por ellos mismos en el colegio. “Lo que ellos no saben es que mi esposa y yo aún las conservamos como recuerdo”.

Actualmente, los hijos de Iván Villazón están comenzando a conocer sus cualidades y aptitudes pero desde ya sabemos que tienen a la música entre sus proyectos, “yo quiero que se realicen como personas en la profesión u ocupación que ellos escojan. No quiero que hagan lo que yo digo, sino lo que ellos quieran hacer”.
Lo que sí es un hecho es que, con el nuevo álbum de Iván David, la dinastía musical de los Villazón en el vallenato apenas comienza. GC

SUS INICIOS

* Hijo del Dr. Crispín Villazón de Armas y Clara Elisa Aponte López, Iván Villazón nació en Valledupar el 25 de Octubre de 1959.
Cursó sus estudios de primaria en el Colegio María Montessori de Valledupar y la secundaria en el Refous de Bogotá. Ahí mismo, en la capital del país, comenzó sus estudios de Derecho en la Universidad Externado de Colombia.

* Desde muy pequeño demostró aptitudes y cualidades para la interpretación y la música en general, ya que además de cantar ejecuta con maestría la caja y la guacharaca. Su vena musical es heredada de su abuela paterna, Ana María de Armas Pumarejo, quien tocaba piano a la perfección.

* Viendo tocar y cantar a connotados juglares vallenatos, que eran llevados a las parrandas que organizaba ‘el viejo Crespo’ en su casa, Iván fue puliendo sus condiciones musicales.

* Por eso, y aunque llevaba cuatro años de Derecho, Villazón da un cambio a su vida hace 25 años, dejando los estudios por el canto vallenato, en contra de la voluntad de sus padres y familiares.

* En el año de 1984 comienza su vida musical. Graba para el sello Phillips su primer álbum, El arco iris.

TEXTO
Angélica Conrado Cúdriz
angelica.conrado@elheraldo.com.co

FUENTE

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s