Inicio > NOVEDADES! > Deisy, el contacto de un ‘Ángel prisionero en tierra’ – Noticias !

Deisy, el contacto de un ‘Ángel prisionero en tierra’ – Noticias !



Este domingo Deisy se levantará a las 5 de la mañana para cumplir con la tarea que desempeña desde hace más de 5 meses. Una labor que le nace del corazón.

Desde la noche anterior, define su vestuario; debe estar bella por dentro y por fuera para visitar a su “ami”, es decir a su mejor amiga. Dependiendo de los detalles que le quiera llevar, Deisy define el menú, vestuario o productos de aseo a empacar.

Este domingo 8 de mayo, le llevará alimentos y, aunque no ha definido qué preparar, está ansiosa de verla nuevamente. Igual, será un domingo más para elaborar algún plato con mucho amor antes de esperar más de 3 horas para el anisado encuentro.

Cuando el reloj marque las 5:30 de la mañana, Deisy deberá estar en el Terminal de Neiva y 30 minutos después en su destino final, el municipio de Rivera.

Tras haber culminado el viaje, cargando aquellos alimentos, esta mujer debe esperar 180 minutos haciendo una fila que más allá de traumática le permitirá ingresar a un patio y ver a su amiga.

Pese al tiempo de espera, de los malos olores, inadecuado vocabulario, sellos en su cuerpo y un perro que intimida, Deisy se reviste de alegría, optimismo y valentía. Las emociones son las que debe transmitirle a su “ami”.

Angélica, un ‘Ángel’ encerrado

Desde el mes de noviembre cuando fue capturada la modelo y presentadora huilense Angélica Ramírez, … la vida de Deisy Gutiérrez cambió.

A partir de dicho momento, con base en la fuerte amistad que se tejió entre la presentadora, reconocida en el medio como el ‘Ángel Vallenato’ y la enfermera, el acompañamiento, fidelidad y cariño crece con el paso de los años.

“Recuerdo cuando Angélica me llamó el 14 de noviembre y me dijo: Amiga, voy para Neiva. La siguiente llamada fue para decirme entre lágrimas que había sido capturada y que le acusaban de múltiples delitos. Después de aquella fecha, todo cambió y si hoy estamos desconcertados con la injusticia de su captura, cuánto más cuando le privaron de la libertad.

El primer domingo de visitas en la cárcel de Rivera fuimos con la tía ‘Yoli’ que nunca ha abandonado a su sobrina Angélica. Fue terrible, nunca en la vida habíamos entrado a una cárcel y desde la sola fila, se vive un trauma. Ese día por poco y no la reconocimos, estaba muy mal, no entendía lo que pasaba, no quería vivir”.

Con estas palabras cargadas de un sentimiento profundo y un nudo en la garganta que genera lágrimas, Deisy cuenta la experiencia que desde finales de 2010, Angélica Ramírez vive en la cárcel.

“Contra Angélica se ha formado todo un complot, sobre todo por parte de un grupo de cuatro guardas. La llaman la ‘modelo’ y quizás por envidia, (esa que solemos guardarnos entre mujeres) le han hecho pasar las más horrorosas experiencias. Al principio dormía en el piso, ahora entre seis reclusas comparten 4 camarotes.

Sin embargo, eso es nada comparado con las tareas extras que le ponen a hacer. Si las guardas le dicen debe volver hacer la fila para tomar los alimentos, ella tiene que volver a empezarla. Le dicen: -Modelito, tómeme una foto, hágame una entrevista pero primero vuelva a hacer la fila”, comenta.

No obstante, el maltrato psicológico es tan solo una de las preocupaciones que cuenta Deisy. Angélica ha sufrido desde el tiempo de su reclusión cantidad de enfermedades, entre ellas, algunos hongos producidos por el agua que debe compartir durante una hora con tres compañeras si quiere bañarse. El estreñimiento, fuertes dolores de cabeza, menorrea y pérdida de peso, son otras de las dolencias.

Javier Felipe, su esperanza de vida

Escuchar el relato de Deisy en relación con lo difícil que es ingresar a un centro de reclusión puede parecer normal para quienes no han vivido la experiencia, sobre todo cuando se visita a un ser cercano.

Pensar en que un niño de escasos 9 años visite a su mamá en dicho lugar, puede parecer aún más difícil, pero para Angélica es lo más preciado.

De acuerdo con los lineamientos de la Cárcel de Rivera, los “beneficios” que reciben las presas en días de visita deben rotarse. Es así como un domingo de cada mes, los visitantes pueden ingresar alimentos, productos de aseo, ropa limpia y la visita de niños, respectivamente.

De esta manera, una vez al mes, Angélica puede ver a Javier Felipe. “Ver a Pipe, es ver a un caballero guardado en un niño de nueve años. La captura de su mamá ha sido difícil, incluso una vez le pidió perdón a Angie por haberla negado ante sus compañeros, sin embargo es un hombrecito tranquilo que trata de proyectarle a ella total serenidad.

A través de algunas consignaciones que le hacemos a Angélica, ella puede comprar o llamar desde la cárcel, es así como todos los días a las 5 de la mañana ella llama a su hijo para despertarlo e ir al colegio. Solo se puede sentir qué significa estar en la cárcel hasta experimentarlo y ella ha sentido las más mínimas ganas de vivir, es justo allí cuando piensa en Javier Felipe y todo cambia”.

Una de las situaciones que más le preocupan al ‘Ángel Vallenato’ es precisamente la información que se genera de ella y que pueda afectar a su hijo, el padre del menor, Javier Cortés, así como Deisy y familiares de Angélica, están al pendiente.

“Una de las tareas que semanalmente me pone Angie es que debemos explicarle a los contactos que la rodean lo cierto de su inocencia, sobre todo a los que rodean a su niño. De esta manera, tengo las claves de sus correos y páginas sociales, debemos aclarar que esto es un montaje. Desde hace un buen tiempo no tengo trabajo, le ayudo a mi hermana en un café internet y es así como puedo cumplir con dicho propósito. Es increíble ver cómo la gente no solo en Neiva, sino en Valledupar, Bogotá, e incluso fuera del país, le envían mensajes a Angélica. Por ello cada vez que puedo, imprimo los correos, palabras de aliento y se los llevo. Ella tiene todo un mural de fotografías en la celda, este es un buen ejercicio ya que debido al estrés que maneja, hay ocasiones en que siente perder la memoria”.

Jesucristo vive en mí

“Tanto amó Dios al mundo, que envió al Ángel Gabriel a decirle a la Virgen María y a José en sus sueños que Dios halló gracia en la Virgen María para concebir al hijo de él, por medio del espíritu santo.

Tres reyes magos viajaron desde el oriente guiados por la estrella de David a adorar el salvador que es Cristo el señor. Lo hallaron envuelto en pañales y recostado en un pesebre. Señor de señores, rey de reyes, carpintero como el más humilde ser humano pescador de almas.

A su tiempo escogió a sus doce apóstoles con quienes predicó el evangelio, realizó miles de milagros y grandes obras. Uno de ellos, Judas Iscariote lo entregó en sacrificio por nuestros pecados, murió en la cruz alcanzándonos paz, amor.

Murió por nuestras rebeldías, soportó nuestros dolores derramando hasta la última gota de sangre en el acto más grande de amor por nosotros. Resucitó al tercer día. Él cree en mí, aunque muera vivirá”.

Esta oración llegó a la vida de Angélica Ramírez en uno de los tantos tristes que pasa en prisión. Sandra Zuluaga, otra reclusa, enamorada de Dios y de gran fortaleza, la abrazó conforme le colocaba en su muñeca, una pulsera.

“Sandra le dijo: Tranquila, te regalo esta pulsera y le contó la anterior historia, al punto que Angélica se tranquilizó y conoció más de la palabra de Dios.Le dio a entender que había hecho cosas equivocadas por darle una mejor vida a su vida y haberse metido con aquel hombre, le motivó a cambiar y luchar más por su hijo y esperar la tan anhelada libertad”.

Posterior a ese evento, en la siguiente visita dominical, una idea de negocios fue el tema de conversación entre Deisy, Sandra y Angélica.

Vender aquellas pulseras elaborada por diferentes piedras de colores, dijes, pero sobre todo un significado del propósito edificante, sería la estrategia que le daría esperanzas a varias reclusas.

“A través de la donación de varios amigos, pudimos llevar los elementos necesarios para elaborar las pulseras ‘Jesucristo vive en mí’. Hicimos un diseño de marca con base en los conocimientos de mi amigo Ender y es la forma en cómo las estamos comercializando. Sandra Liliana Campos, nos ayudó en la papelería en que está escrita la oración”.

Desde entonces, Accesorios Ángel se distribuye en diferentes boutiques no solo de Neiva, sino de Bogotá y España.

“La primera vez, a partir de varios kilos de materiales, producimos 70 pulseras. De las ventas realizamos varios eventos y donaciones para las reclusas que no tienen familia y están abandonadas. Día a día se han perfeccionado las pulseras con piedras más bonitas al punto que las han plagiado pero a precios más altos.

Queremos registrar la marca pero aún no nos alcanza el dinero. Soñamos con hacer una joyería y seguir gestando relaciones con boutiques como Burbujas, Valente y un Olulet diagonal al Éxito de la 26. El precio es el adecuado más si se tiene en cuenta el significado que tienen, cuestan 15 mil pesos”.

Ver a Deisy Gutiérrez sugiere observarla siempre acompañada de un bolso un tanto particular, igual o más de colorido a su personalidad y vivo como los anhelos que tiene de ver a su “ami” gozando de la libertad.

Allí carga las pulseras que sin duda alguna le han dado la oportunidad de volar en medio de la prisión. Considera que el mejor día de su vida será cuando Angélica vuelva a dormir en compañía de su hijo Javier Felipe. Por lo pronto seguirá demostrándole su entera amistad y siendo el contacto en la tierra de un ángel encerrado.

Por: Viviana Ortiz Cuenca
Fuente

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s